Bienvenidos a deLanaLana

Alehop ya estamos aquí!

deLanaLana abre sus “ciberpuertas” y re-estrena tienda. Si, re-estrena, porque deLanaLana es la evolución de Fet a Mà, la tienda que con tanto mimo abrieron Marina y Pablo y a la que yo me uní en abril. Sin ellos este proyecto que hoy os enseño nunca habría existido, por eso mi primer día se lo dedico a ellos, por que me enseñaron mucho, por que tuvieron paciencia y por que les quiero ¡son mi familia valenciana!

Lo primero, explicar el nombre. deLanaLana quiere decir eso exactamente, que es 100% pura lana (o 100% puro algodón, que en verano también abrimos). Cuando tienes una cazadora de cuero ¿qué les dices a los demás? Que es de cuero cuero, o de piel piel, pues nosotros tenemos lana deLanaLana. Todo lo que hagamos con nuestras manitas y todos los ovillos que tenemos en nuestra tienda, no tendrán ni acrílicos, ni poliamidas sintéticas, ni nada que no haya salido de un animal o de una planta. Así, si cuidas bien las prendas que hayas tejido, te durarán siempre. La lana es como el amor de tu vida ¡duradero si lo cuidas bien!

Lo segundo, quien soy yo. Casi todos (por no decir todos) los que estáis leyendo estas líneas me conocéis de una u otra forma. Para algunos soy La Pérez, para otros La Morena, los peques me llaman Tía Panchi y uno hay por ahí que me llama Niña. Para todos soy la misma: Eva, una madrileña casi cuarentona, extrovertida, risueña, cariñosa, pragmática, asquerosamente ordenada y que se ha quedado sin abuelas, je je je.

Ni en mil años que viviera habría imaginado lo que hoy me está ocurriendo, tener mi propio negocio, dedicado a mis hobbies, donde la gente viene a a verme por que se sienten bien… (antes venían a verme por que querían un aumento de sueldo, por que necesitaban un trabajo o por que había algo mal en sus facturas…esto es resumir mi trayectoria profesional en una frase, si señor!). deLanaLana pretende convertirse en un espacio donde puedas relajarte, donde te dedicas unas horas a ti, donde prestas atención a lo que a ti te gusta. Por eso hay dos normas: la primera suena extraña, pero me lo agradecéis “no se puede hablar de niños” ya tenéis la salida del cole, el parque, vuestras amigas, mamás, suegras…; y la segunda “todo lo que se cuenta entre estas cuatro paredes, jamás sale fuera” o dicho de otro modo “lo que se cuenta en deLanaLana, se queda allí, a la mañana siguiente al abrir de nuevo el cierre, se han borrado todas las conversaciones.

Y ya para terminar sólo me queda pediros que me ayudéis a hacer posible este proyecto ¿cómo? siendo felices cuando venis a la tienda, cuando leeis mi blog o cuando navegáis por esta web, no quiero hacerme rica, solo ser un huequito de emoción en vuestro día a día.

Bienvenidos lectores de historias…

…continuará.

Uso de cookies

Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. Hecha un vistazo a nuestra política de cookies.

CERRAR