“Knitting is the new yoga”

Knitting is the new yoga

An illustrations byAlanna Cavanagh

No os descubro nada nuevo si os digo que tejer está de moda. Lo que era una actividad de abuelitas se ha convertido en el nuevo yoga, “Knitting is the new yoga”. No sólo la actual tendencia de volver a las tradiciones ha hecho del tejer una actividad cada vez más cotidiana, además tiene beneficios psicológicos y físicos que lo convierten en algo adictivo.

Cuando tejemos concentramos todos nuestros sentidos en una sola actividad, la repetición automática de los movimientos ayudan a relajarse y a concentrarse, impidiendo que nuestra mente estresada salte de un pensamiento a otro. Punto a punto vamos entrando en un estado de relajación en el que nuestro ritmo cardíaco disminuye, baja la presión arterial y se estabiliza nuestra respiración, creando una sensación de quietud placentera que libera endorfinas, la hormona de la felicidad.

Es por eso que la “lanaterapia” está empezando a usarse en algunos países (Sanitas ya tiene un área de Laborterapia en sus centros de salud), dando muy buenos resultados en personas con depresión o niños con problemas de conducta, ya que desarrolla la perseverancia, la creatividad, la concentración y la autoestima. Además estas actividades realizadas en grupo fortalecen la empatía y el trabajo en equipo.

Según un estudio publicado en el 2013 en el British Journal of Occupational Therapy (www.cot.co.uk/british-journal-bjot/british-journal-occupational-therapy) el 61% de los entrevistados confesó que tejer les ayuda a concentrarse en cosas importantes y además el 37% olvida sus problemas mientras teje.

Cuando planificamos una labor fomentamos la “gimnasia mental” puesto que tenemos que realizar cálculos matemáticos simples para saber adaptar el patrón a nuestras medidas. Y, obviamente, estamos estimulando la imaginación y la creatividad.

Manos ocupadas ¿hay algo más gratificante que hacer algo con nuestras propias manos? Todos los que nos dedicamos al DIY (Do It Yourself, hazlo tu mismo) experimentamos la maravillosa sensación de terminar nuestra labor y sentirnos orgullosos del trabajo realizado. Hacer algo con nuestras propias manos siempre genera satisfacción y realización personal.

cabinaPero el arte de tejer no sólo se afianza como terapia. Muchas personas lo consideramos como un pasatiempo o una diversión. Incluso las agujas y los hilos son sólo una excusa para reunirnos y compartir experiencias y tiempo libre. Os invito a que busquéis en vuestra ciudad grupos que se reúnen con la intención de construir lazos sociales a través del tejido y la conversación amena. Estoy segura que en cualquier lugar habrá un espacio con espíritu deLanaLana. Los movimientos Urban knitting (o Yarnbombing) cada vez están más extendidos y está naciendo una nueva forma de hacer “graffiti” con lanas.

 Así que hay que desterrar ese pensamiento de que sólo tejen las yayas. Cada vez somos más mujeres jóvenes y hombres los que nos sumamos a esta tendencia. Después de todo tejer ha sido siempre una actividad masculina. Durante el Renacimiento solo a ellos se les permitía hacer gremios. Más tarde los marineros escoceses, irlandeses e islandeses usaron su tiempo de inactividad haciendo cotas de malla, redes de barco y jerséis de punto. Y en la Segunda Guerra Mundial a los soldados heridos se les alentó a tejer como terapia y a los colegiales norteamericanos se les enseñó a tejer cuadrados de ganchillo para hacer mantas para las tropas. Desde 1918 está documentado que los soldados tejían. Eduardo VIII, príncipe de Gales y Charles Dickens, escritor, son algunos de los tejedores ilustres masculinos.

Así que ya no hay excusas, tejer es una terapia natural y no entiende de edad, raza o género. Os espero a todos para enseñaros esta nueva forma de vivir mejor.

 

by Ivana Petrovic

by Ivana Petrovic

 

6 Responses to ““Knitting is the new yoga””


  1. Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function ereg_replace() in /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-content/themes/hustle10/includes/theme-comments.php:64 Stack trace: #0 /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-content/themes/hustle10/includes/theme-comments.php(21): the_commenter_link() #1 /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-includes/class-walker-comment.php(180): custom_comment(Object(WP_Comment), Array, 1) #2 /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-includes/class-wp-walker.php(146): Walker_Comment->start_el('', Object(WP_Comment), 1, Array) #3 /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-includes/class-walker-comment.php(140): Walker->display_element(Object(WP_Comment), Array, '5', 0, Array, '') #4 /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-includes/class-wp-walker.php(371): Walker_Comment->display_element(Object(WP_Comment), Array, '5', 0, Array, '') #5 /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-includes/comment-template.php(2096): Walker->paged_walk(Array, '5', 0, 0, Array) #6 /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-content/themes/hustle10/comments. in /homepages/23/d706403020/htdocs/wp-content/themes/hustle10/includes/theme-comments.php on line 64